HISTORIA

HISTORIA FALP

El automovilismo como deporte se inició en esta isla en la década de los años 50 del pasado siglo, quedando todavía de aquella época el Rallye Isla de Gran Canaria, decano de nuestro deporte en Canarias y en España, que sigue acumulando ediciones disputadas cada temporada. De las pruebas de regularidad y habilidad se pasó a la velocidad pura en los tramos cronometrados de los rallys o en las subidas en cuesta o de montaña.

De 1967 a 1972 cesaron las actividades por decisión gubernativa, que felizmente se reanudaron con la Subida de Juncalillo.

Desde entonces la actividad de este deporte ha crecido mucho, sobre todo en las décadas de los 80 y 90, consolidándose como deporte de alto nivel participativo y de calidad de los pilotos y los vehículos de competición, siendo la envidia del automovilismo nacional.

Este esplendor con algunos altibajos se ha logrado mantener hasta la actualidad, superando la fuerte crisis económica que afectó directamente al desarrollo del automovilismo en Canarias.

En 2016 se ha vuelto a reeditar el Campeonato de Europa de Rallys FIA-ERC en la isla de Gran Canaria, con una prueba que ha vuelto a dejar el listón más alto que nunca en las islas, en participación, calidad de pilotos, máquinas y una afición masiva con un comportamiento ejemplar en seguridad.

Todo indica que volvemos a empezar otra etapa dorada, donde el mayor peso lo vuelve a tener el alto número de aficionados y público en general que siguen todas las competiciones organizadas en nuestra provincia de Las Palmas.

 

 

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar