Dos importantes acontecimientos tuvieron lugar este domingo en el Campeonato Insular de Slaloms de Gran Canaria. Por un lado el regreso de la prueba de La Aldea de San Nicolás de Tolentino. Y por otro, la vuelta de un piloto muy añorado en la especialidad de tierra, Sene Cazorla, además por la puerta grande al ganar de manera contundente esta carrera con él Subaru Impreza y Jéssica Luzardo de copiloto.

En Car-cross el triunfo se lo llevó Miguel Santana con su Demon car, que también volvía a la actividad con esta importante cita que da paso a las vacaciones de agosto para el automovilismo grancanario.

La prueba fue organizada por la FALP en colaboración con el Ayuntamiento de La Aldea y el Furel Racing Club, contando con una de las mejores afluencias de público que se hayan visto en un Slalom, con varios miles de aficionados y público en general, que en lugares cómodos y seguros disfrutaron d eu n tramo muy espectacular ubicado en la pista que dibuja el Barranco de La Aldea.

Las dificultades se fueron viendo con los problemas mecánicos de varios vehículos, aunque sin incidentes mayores, lo que agilizó el desarrollo de la prueba que se vio retrasada al principio por seguridad y para que los pilotos y copilotos tomarán las notas con tranquilidad.
Destacar el seguimiento continuado del alcalde de esta localidad, Tomás Pérez, que estuvo velando para que no faltasen medios y solicitar que el próximo año se utilice este Slalom en más ocasiones.

Sene ganó las seis pasadas, tres en cada sentido, mejorando incluso los tiempos a pesar del empeoramiento del terreno. Juan Carlos Quintana también llevó a tope el Mitsubishi Lancer Evo, pero Sene fue mucho Sene en esta prueba en la que ya suma seis victorias con la de hoy de un total de 11 ediciones disputadas.

Además, Quintana tocaba la suspensión trasera en la última pasada, pero el colchón de segundos que tenía a su favor impidió que perdiese el segundo puesto más que merecido de este piloto y su copi Ariday Bonilla, que hizo doblete este fin de semana.

Magnifica la actuación de Iván Marrero con su veterano Subaru Legacy, que a punto estuvo de no poder tomar la salida y al final dio un recital de espectáculo y buenos cronos que llevaron al tercer lugar en el podio final.

Cuarto fue Cristian Calderín con el VW Golf GTi, ganador en dos ruedas motrices y en la Challenge KmZero, seguido de Alejandro Carreño con el Ibiza Cupra. En sexto lugar se clasificaba el Colt Evo de Pedro Cuarental. Blas Hernández ganaba en el certamen e Promoción de la FALP y Oliverio Romano con el Rav4 en Todoterrenos.

Él Slalom acabó en fiesta con una entrega de trofeos en la Plaza de La Aldea, donde además de los habituales del Campeonato Insular, el Furel Racing también otorgó los suyos a los pilotos y copilotos más jóvenes y más veteranos participantes en la prueba, además de reconocimientos a colaboradores del automovilismo en este municipio. Y por gentileza de las empresas de Juan Carlos Quintana se entregó tres inscripciones gratuitas para el próximo Slalom a los primeros clasificados de propulsión, tracción y car-cross.